El paleofeminismo dogmático y sus fobias.

Como las dinosaurias, las representantes de las corrientes feministas aferradas a los dogmas desaparecerán de la faz de la tierra por su escasa capacidad de evolución y adaptación a un medio que lejos de hacer suyo han insistido en intoxicar con discursos de odio.

El miedo, que hace torpes a las especies, ha hecho mella en ellas y ha potenciado esta errónea estrategia de ataque: morir matando, a quienes ya han superado su cómodo discurso academicista; y en ese ataque rabioso nos han descubierto, caída la careta, las muchas fobias de estas mujeres paleofeministas. Estas que parecen dinosaurias, y alguno que habita entre ellas como mascota masculina, se nos han mostrado homófobas y tránsfobas.

Hemos descubierto para nuestra sorpresa, porque siempre hemos entendido la lucha feminista y la del colectivo LGTBI como luchas hermanadas, que desde el paleofeminismo la figura hombre es tan atacable como la figura machista porque se le considera incapaz de afrontar y entender la igualdad por el simple hecho de tener pene. Esto incluye a los hombres homosexuales y a las mujeres transexuales. Para las paleofeministas no son válidos los muchos años de lucha que el colectivo ha realizado en común y nos demuestran tener más memoria para recordar consignas del siglo pasado que luchas actuales. Esto será otra más de las causas que las hará desaparecer, el olvido y el no reconocimiento de lo real.

Muchas de ellas no reconocen el termino igualitario del matrimonio que se aprobó hace ya más de diez años y que unía a mujer con mujer y, para su dolor, a hombre y hombre. Para ellas esta no es una lucha de igualdad conseguida, ellas se empeñan en llamarlo “matrimonio gay” de manera despectiva olvidando a las parejas de lesbianas.

Muchas de ellas no reconocen a las familias homoparentales masculinas al no entender que existan hogares formados por dos padres en los no haya mujer ni se la espere.

Muchas de ellas no reconocen a las mujeres transexuales como mujeres reales por que en algún momento de su vida pudieron tener una apariencia masculina o porque no hayan pasado por un proceso de reasignación.

Muchas de ellas no reconocen la generosidad y libertad de otras mujeres que prestarían su capacidad de gestar para formar familias. Mujeres a las que se empeñan en tutelar como si de personas no adultas se trataran.

Todos estos no reconocimientos (machistas, homófobos y tránsfobos) coinciden con los que la Iglesia y otras instituciones y asociaciones dogmáticas hacen con respecto a la mujer, las personas homosexuales y transexuales. Y es que parece que las proclamas que se expulsan desde púlpitos terminan acercándose. Las alturas separan de la tierra y ponen al mismo nivel.

Pero el feminismo es un movimiento vivo y junto a las caducas arengas paleofeministas que en la extinción se encuentran crecen libres corrientes feministas que, con una visión real de la sociedad en la que vivimos, han sabido adaptar aquellos mensajes que en esencia defienden la igualdad a códigos actuales, haciéndolos útiles. Estas corrientes, libres de odio y fobias, son las de las mujeres feministas que me rodean y a las que acompaño. Tengo la suerte de tener en mi entorno muchas que me educan y me enseñan a distinguir entre un feminismo liberador que las representan y un paleofeminismo dogmático que lejos de luchar por la igualdad trabaja por la exclusión.

La lucha de la razón no tiene género, es limpia, alejada del insulto y la revancha. Soy feliz al saber que todo el trabajo que durante siglos se ha hecho para conseguir la igualdad está en manos de personas alejadas del odio y las fobias.

La especie se va mejorando. El feminismo también.

El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos”

Simone de Beauvoir

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s