Momsplaining. Dejadnos educar a nuestro hijo en paz

momsplaining
Foto de Steven Van Loy

Si buscamos en la Wikipedia el término mansplaining podemos encontrar la siguiente definición: “La palabra mansplaining es un neologismo anglófono basado en la composición de las palabras man (hombre) y explaining (explicar), que se define como «explicar algo a alguien, generalmente un hombre a una mujer, de una manera considerada como condescendiente o paternalista».

Creo que es necesario, y utilizando un formula parecida a la anterior, dar espacio a otro neologismo que defina la situación a la que muchos padres nos vemos sometidos por parte del matriarcado. La palabra momsplaining podría adecuarse a la descripción de ese estado. Planteo pues que momsplaining sea un neologismo anglófono basado en la composición de las palabras mom (madre) y explaining (explicar), que se define como «explicar algo a alguien, generalmente una madre a un padre, de una manera considerada como condescendiente o maternalista».

Somos muchos los padres que intentamos educar a nuestros hijos alejados de las imposiciones de género, defendemos las familias sin roles establecidos, pero a la vez nos encontramos con una sociedad maternalista que pretende imponernos cómo plantear la crianza de nuestras hijas e hijos desde la ancestral visión de la crianza femenina. Desde el comienzo de nuestra paternidad nos hemos visto rodeados de mujeres que se han visto en la obligación, sin pedirnos permiso (momsplaining), de decirnos cómo debíamos alimentar a nuestro hijo (¿lactancia?), de cómo cogerlo para no hacerle daño (la brutalidad masculina…), de cómo consolarlo en sus llantos (se supone que la sensibilidad paterna es de segunda, no debe tener calidad suficiente), de cómo abrigarlo, de cómo no abrigarlo (los pelos del pecho parece que nos alejan de medir correctamente la temperatura ambiental), de cómo hablar con él (hay que poner la voz suave y de flautita, algo parecido a una voz femenina estereotipada), de cómo besarlo con cuidado para que la barba no le moleste (púas son las barbas masculinas)… De manera inconsciente o no (momsplaining), han intentado dejarnos claro con sus micromaternalismos que la crianza es un espacio en el que los hombres estamos solo de invitados y que son las mujeres las que deben hacerse cargo de esta función. Es curioso descubrir que muchas mujeres no conciben hogares sin madres y tienden a proteger su territorio, igual que resulta increíble que desde ciertos sectores del feminismo se reivindique un espacio que hasta ahora el patriarcado imponía exclusivamente a la mujer, el del cuidado y la crianza de las hijas e hijos.

Desde las nuevas familias y desde las nuevas maternidades y paternidades, reivindicamos nuestro espacio libre a la hora de decidir cómo llevar a cabo la crianza y educación de nuestras hijas e hijos lejos de los estereotipos que supone el tradicional reparto de roles y referentes. Nuestras hijas e hijos no están en desamparo porque no exista una figura materna ni paterna en su entorno, créanme. Hay hogares sin madres y sin padres, acéptenlo. Hay hogares formados solo por padres o solo por madres con hijas e hijos, admítanlo. No necesitamos su momsplaining, en serio. Dejadnos educar a nuestro hijo en paz.

3 comentarios en “Momsplaining. Dejadnos educar a nuestro hijo en paz”

  1. Perdón, se envió sin completar. Como te decía es un análisis de situaciones que mi marido y yo nos hemos encontrado en el proceso de crianza de neutro hijo. Gracias por el interés.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s